top of page

Terapia filial con mascotas

La Terapia Filial fue desarrollada por la Dra. Louise Guerney y el Dr. Bernard Guerney en la década de 1960, donde se enseña a los padres a utilizar el juego terapéutico, también conocido como Terapia de Juego, para ayudar a sus hijos con diversos problemas de conducta. Las investigaciones han demostrado su eficacia con niños con problemas de apego, problemas de conducta infantil, víctimas de abuso sexual y niños expuestos a violencia doméstica.

La terapia filial con mascotas es similar y enseña a las familias a implementar la psicoterapia asistida por animales en la terapia de juego en su propio hogar. Si bien algunas mascotas familiares pueden no ser terapéuticas, en muchos casos, se puede entrenar a las mascotas y sus familias para ayudar a los niños con problemas.

Primero, llevamos a cabo las sesiones de terapia iniciales en nuestras oficinas. Los terapeutas trabajan con su propia mascota, su niño y su familia para comenzar el proceso con la etapa de evaluación y planificación del tratamiento. Luego se pueden desarrollar y practicar las intervenciones con la mascota del terapeuta.

Veamos el ejemplo de un niño con depresión. Juntos, el terapeuta, el niño y los padres pueden usar un clicker para entrenar al perro de terapia a saltar a través de un hula-hoop. A los padres se les enseñan las habilidades básicas necesarias para enseñar el truco, así como las funciones terapéuticas, de apoyo y de estímulo para el niño. A medida que el niño ve cómo su comportamiento afecta al animal y recibe el apoyo positivo de sus padres, comienza a construir un canal de estima. Si bien este puede ser un pequeño paso, una vez que se abre esta puerta de esperanza es mucho más fácil continuar desarrollando estrategias de comportamiento positivas. En el proceso, los padres y el niño se divierten trabajando y jugando con su mascota.

Una vez que se ha logrado cierto éxito con la mascota del terapeuta, trasladamos el proceso al hogar de la familia. Primero se evalúa a la mascota de la familia y, si es necesario, recibe entrenamiento conductual para ser una pareja. Las intervenciones están diseñadas para que los padres puedan facilitarlas de forma regular con su mascota y su hijo, recibiendo chequeos periódicos y apoyo del terapeuta ya sea en el consultorio o en su hogar.

Hemos descubierto que brindar este servicio de asesoramiento a las familias es económicamente beneficioso y fortalecedor para la familia. Si bien hay muchas funciones y cuestiones que sólo deben ser realizadas por consejeros y terapeutas profesionales, todavía hay mucho que una familia puede hacer por su hijo en casa.

Para obtener más información sobre cómo uno de nuestros equipos de terapia profesional puede ayudar o programar una consulta, puede contactarnos al: 720-266-4444 o enviarnos un correo electrónico confidencial . Esperamos con interés trabajar con usted.

7-30-19 (40).NEF

¿Listo para hablar?

Llámenos al 720-266-2444 o envíenos un correo electrónico a info@aatpc.org. Tenga a mano: su nombre completo, fecha de nacimiento, correo electrónico, teléfono e información del seguro.

Servicios individuales

Terapia Infantil

Terapia para niños de 3 a 10 años.

Terapia Adolescente

Terapia para adolescentes de 11 a 18 años.

Desórdenes del espectro autista

Terapia para personas en el espectro.

Terapia filial con mascotas

Integrar a la mascota de la familia en las interacciones terapéuticas.

bottom of page